Con la metodología de BioConstelaciones conocerás profundamente la aplicación conjunta de la Descodificación Biológica Sistémica  y las Constelaciones Familiares y Colectivas, y aprenderás a descubrir la función congruente que una enfermedad, síntoma, accidente o situación, tiene en la vida de una persona, su familia y su comunidad; y a través del estudio teórico y práctico de protocolos, técnicas y herramientas, aprendiendo la manera de re-solucionarlas en lo individual, familiar y colectivo y coadyuvar en el individuo para la recuperación de su salud biológica, física y emocional.

 

Las BioConstelaciones se trabajan en talleres individuales. En grupo es muy enriquecedor porque permite una retroalimentación de todos los participantes, ya que él proceso se da en 4 niveles: Trabaja el Consultante, el terapeuta, los representantes de la BioConstelación y los que están mirando.

Es benéfico, aterrizar lo visto en el taller en terapia individual, aunque esto se hace algunas semanas después de tomado el taller, para permitir que lo trabajado genere su mayor potencia, pues los movimientos y aprendizajes que se alcanzan en el taller, continúan dando frutos durante mucho tiempo después.

El método de BioConstelaciones potencializa la capacidad humana de amar y disfrutar de la vida, porque provee de una necesaria contención, para que la persona deje de vivir con la conciencia de víctima, que opta por el sufrimiento como camino fácil, y en su lugar vaya por la solución. Esta metodología giro en torno a:

  • Comprender a los síntomas y las enfermedades, como una tentativa de auto-curación de nuestra biología, es decir, como una reacción biológica de supervivencia, frente a un acontecimiento vivido como emocionalmente  incontrolable y sin solución hacia el exterior, siendo la enfermedad o el síntoma, fisiológico o comportamental, su expresión.

 

  • Estimular un proceso de aprendizaje personal, al llevar al consultante a mirar las propias dinámicas ocultas e inconscientes dentro de su sistema familiar, reconociendo como ha participado para estar en ese lugar y vivir lo que vive.

 

  • Descifrar los mensajes que emite el propio cuerpo, modificando el paradigma de base sobre la definición misma de la enfermedad, dejándola de ver como un «problema», para ver en ella más bien una «solución», basándose en la fisiología del cuerpo humano, en la función de sus órganos y el lenguaje de sus células.

 

  • Hacer conciencia y escuchar lo que manifiesta el cuerpo y cómo es que a través de una enfermedad, síntoma o accidente, logra seguir perteneciendo a su sistema familiar y/o a su comunidad, a nivel celular su sistema inmunológico se fortalece, el proceso de deterioro en su biología se frena y su estar en la vida se transforma.

 

  • Acceder a la información de la fuerza amorosa que requerimos para atravesar hacia el camino deseado, como un poderoso flujo energético que nos revitaliza mediante el fortalecimiento de la voluntad de vivir, transformando nuestras emociones en recursos disponibles, para acceder a lo que deseamos en cualquier ámbito de vida.

 

  • El respeto de los órdenes del amor y de la vida, descubiertos por Bert Hellinger, los cuales constituyen su gran aportación a la psicoterapia.

 

 

Regresar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *