El Coaching Ontológico y Sistémico ofrece el acompañamiento de un “entrenador personal” que proporciona un enfoque personalizado al ejecutivo consultante o coachee, que estimule alterar su comportamiento con el objetivo de mejorar su rendimiento en el trabajo, al tiempo que promueve su desarrollo profesional, a través de un crecimiento personal, respetando su independencia y confidencialidad.

Para los directivos en las organizaciones, este apoyo profesional es muy útil, cuando sus altos ejecutivos en el desarrollo cotidiano de su trabajo, no se encuentran a la altura de sus responsabilidades, ya que algunos ejecutivos tienen hábitos personales que reducen su propia eficacia y el rendimiento de las personas a su alrededor, impactando de manera dañina a toda la organización.

El coach, al igual que un entrenador personal, visita el área de trabajo donde recolecta información para identificar fortalezas y debilidades del coachee, necesidades laborales insatisfechas, metas personales y profesionales, desempeño laboral cotidiano y desarrolla un plan de entrenamiento personalizado con una estrategia individualizada que acompañe al ejecutivo en su transformación hacia un liderazgo positivo.
El coach prescribe nuevas formas de actuar mientras observa en tiempo presente al ejecutivo en acción, monitorea periódicamente sus resultados, lo acompaña a trascender su visión individual y lo mantiene en el camino hasta cristalizar los objetivos

El Coaching Ontológico y Sistémico se aplica también en talleres vivenciales, con una metodología de intervención que desarrolla nuevas e innovadoras capacidades, recursos que incrementan la eficacia y pasión laboral, estimula el sentido de trascendencia por lo que se hace, abre canales de comunicación necesarios para el diálogo fructífero y proyecta hacia el éxito al consultante o coachee dentro de la empresa o institución y en su vida personal.

Regresar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *